jueves, 5 de septiembre de 2013

Memorable

Fuime hace cuatro meses
y cuatro días
y un suspiro
memorable que tuve
que lanzar para aguantarlo
el verano: me vino encima como una losa
del muerto que era o que soy
y no pude levantarme
de debajo de mi cuerpo
no de ido pero de marchado
no por desinterés desilusión desánimo ni
por cansancio sí por concentración
de la energía mental en otro asunto:
el asunto infinito:
el asunto sudoroso:
la construcción de una pirámide o la destrucción de un suspiro.

Hace cuatro meses
y cuatro días
y el suspiro
que fuime, pero vuelvo
en este acto con esperanza ninguna
y ganas muchas de vida en lo que de silencio me quede
en la mollera vacía.
Concuriosacontradicción en mis adentros.
Tanto que aguantar tuve para lanzarlo
que como una losa me había venido encima
de la energía mental
y ahora va regresando poco a poco.
Pero no se lo digan a nadie
porque inenarrablemente me confundirían
con otro más energético
peor encajado en un asunto que no existe: la construcción de la pirámide.

Digan si acaso que nunca me fui.
Porque será memorable la destrucción del suspiro.

12 comentarios:

  1. Me ha encantado, Ricardo, y diré que nunca te fuiste. Bienvenido. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien hallado Alfredo, perdòn la poca frecuencia en contestar.

      Eliminar
  2. Me gusta entonces que vuelva septiembre...
    idea curiosa esa construcción de la pirámide.
    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta que vuelvan septiembre, octubre... aunque este mar esté más frío. Besos

      Eliminar
  3. He visto esa construcción de la pirámide (o suspiro), se ha ido abriendo camino hasta desaparecer con los pies en la tierra. Es como si la pirámide se hubiese construido desde arriba, hecho imposible, o tal vez sí, para los genios. Un Abrazo y feliz vuelta a la realidad de los días consagrados por la monotonía necesaria (casi siempre).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lumi, buena vista. ¿A que nos ha quedado bonita? Un beso

      Eliminar
  4. No sé si siempre estamos todos huidos, o desaparecidos. Sería de agradecer en ocasiones, por nosotros mismos, digo.
    Lo que sí intuyo es que tu regreso me ha permitido volver a deleitarme con la muy sugerente entrada-salida del mes de mayo, aquella rae tan instructiva, que también retorna.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  5. No sé si siempre estamos todos huidos, o desaparecidos. Sería de agradecer en ocasiones, por nosotros mismos, digo.
    Lo que sí intuyo es que tu regreso me ha permitido volver a deleitarme con la muy sugerente entrada-salida del mes de mayo, aquella rae tan instructiva, que también retorna.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  6. No sé si siempre estamos todos huidos, o desaparecidos. Sería de agradecer en ocasiones, por nosotros mismos, digo.
    Lo que sí intuyo es que tu regreso me ha permitido volver a deleitarme con la muy sugerente entrada-salida del mes de mayo, aquella rae tan instructiva, que también retorna.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de ese retorno, Amando, yo hace tiempo que no la visito -a esa rae- pero la recuerdo bien. Un abrazo fuerte

      Eliminar
  7. Levantar una losa, levantarse de debajo del cuerpo, construir, destruir...
    Me encanta Ricardo, el poema y volver a leerte.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Pon tu voz